Historia Provincial Malagueña

Amigos visitantes, con estas páginas que siguen pretendo dar a conocer un poco de la riquísima y variada historia del paisaje y del paisanaje de la siempre sorprendente provincia de Málaga.

Espero que les aproveche y gracias por acercarse a estas líneas.

jueves, 22 de febrero de 2018

OBISPOS DE MÁLAGA - 4: TEODULFO.


   Comenzó Teodulfo su prelatura en el año de 617 según se desprende de lo documentado en las actas del Segundo Concilio de Sevilla del año 619, que fue presidido por San Isidoro, ocupando Teodulfo el penúltimo lugar en las firmas. 

   En el transcurso de este Concilio, pidió Teodulfo se le restituyesen a la Diócesis malagueña una serie de iglesias que con las guerras se habían apropiado los Obispos de Écija, Ilíberis (Elvira) y Cabra, determinando el Concilio que se ejecutara la devolución. 

   Debió fallecer poco antes de diciembre de 633, pues su firma no aparece en las actas del Cuarto Concilio de Toledo. Se deduce que falleció poco antes del Concilio y que si estaba prevista su asistencia, porque no aparece ni su firma ni la firma de ningún enviado de la Iglesia de Málaga, máxime teniendo en cuenta de que se trató del Concilio más importante de los celebrados por la Iglesia en España antes de la invasión mora.

   La sede estaba, por tanto, vacante en ese momento. 

IHPMalagueñas
Málaga

OBISPOS DE MÁLAGA - 3: YANUARIO, JANUARIO O IANUARIO.


   Inició su obispado en el año de 602, durante la época de la dominación de Málaga por el Imperio Bizantino, siendo esta una época de grandes convulsiones políticas y que al estar indisolublemente unidos la Iglesia y el Estado, afectó, pues, de lleno a la religión y a los nombramientos de los clérigos, y esto a todos los niveles del clero.

   Fue elegido Yanuario Obispo de Málaga, como hemos dicho, en 602, pero por unas cartas que se conservan del Pontífice romano Gregorio Magno, santo de la Iglesia, tenemos noticia de su sustitución en 603 por decisión del conde Comenciolo o Comiciolo, quien era el responsable militar, así como representante del Emperador, de la región de España ocupada por Bizancio, destitución quizás motivada por la relación que pudiera tener con obispos del reino visigodo de Recaredo y de estos con Liciniano, Obispo de Cartagena y, por tanto, territorio bizantino. 

   Junto con otro Obispo llamado Esteban, también depuesto, apelaron al Pontífice San Gregorio, el cual envió a un individuo conocido como Juan Defensor, quien tras investigar, absolvió de toda culpa a Yanuario, reponiéndolo en la silla episcopal, ejerciendo su magisterio hasta el año de 616, aunque algunas fuentes dicen que hasta 617, pues por esa fecha accedió al obispado su sucesor.  

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

miércoles, 21 de febrero de 2018

MILITARES VIGIL DE QUIÑONES DE MARBELLA


   Buenas.

   Todos conocemos a Rogelio Vigil de Quiñones , famoso médico militar que se halló en el  Sitio de Baler, durante la Guerra de Filipinas de 1898. Fue uno de los conocidos como Últimos de Filipinas, que resistieron un asedio de más de trescientos días, saliendo de allí derrotados pero con honores y el reconocimiento del nuevo Gobierno filipino a su heroísmo y valor.


   En esta entrada vamos a detallar los antecesores de Rogelio que hemos podido localizar , así, tenemos a los siguientes:

TATARABUELOS

- Francisco Vigil de Quiñones Jiménez (? - 1794) Regidor perpetuo de Marbella y Caballero de Santiago.
- N. Castillo.

BISABUELOS

- Francisco Vigil de Quiñones Castillo (1776 - 3/1809) Capitán de Caballos. Se halló en 1806 en Dinamarca, en la expedición del marqués de la Romana. Murió en la Batalla de Medellín, en marzo de 1809, durante la Guerra de la Independencia.
- Catalina Avilés Castro.

ABUELOS

- Francisco Vigil de Quiñones Avilés. Teniente de Infantería. Fue un Voluntario Realista y vigiló los movimientos de los antiliberales por la zona de Marbella, los Alahaurines y otros lugares. 
- María Josefa Díez de Oñate Prados.

PADRES

- Francisco Vigil de Quiñones Díez de Oñate (30/12/1818 - 1887) Comandante de Infantería. Se halló en la Guerra Carlista y en la de Marruecos. Herido dos veces. Retirado en 1875. Falleció en Granada en abril de 1887.
- Josefa Alfaro Vicente

HIJO

- Rogelio Vigil de Quiñones Alfaro (1/1/1862 - 7/2/1934) Capitán Médico Militar. Se halló en Filipinas y Marruecos.
Purificación Alonso y Ruiz

NOTA: LA imagen de Rogelio Vigil de Quiñones está tomada del archivo digital de Ministerio de defensa.

IHPMalagueñas
Málaga - 2018   

lunes, 19 de febrero de 2018

EL ESCULTOR FRANCISCO PALMA GARCÍA Y EL CAPITÁN VICENTE MORENO BAPTISTA.

   Cuando en 1910 se realizaron en Antequera los homenajes por el centenario de la muerte del héroe natural de esta ciudad, el Capitán Don Vicente Moreno Baptista, se encargó el modelado de la estatua y diseño del pedestal que se erigió en su honor al escultor antequerano Francisco Palma García.



   Francisco Palma García nació en Antequera el año de 1888 y que en 1912 se vino con su mujer a Málaga, instalándose en una casa de la calle de Ollerías.

   Desde 1914 empieza a recibir encargos del Ayuntamiento, cofradías, etc, trabajando sin descanso, pues no en vano tenía siete bocas que alimentar, mas su esposa y la suya propia.

   Traslado a la calle de Cobertizo del Conde, su taller se convierte en lugar, no solo de su trabajo, sino que también de tertulias, a las que concurrían personas tales como Salvador Rueda, Narciso Díaz de Escovar y otros más, adonde se incorporaría como aprendiz de escultor y de tertuliano su hijo Francisco, que continuó la saga familiar.

Francisco Palma García

   No fue Francisco ajeno a la política y sus mañas perversas y, así, fue detenido por los comunistas en noviembre de 1936 y conducido al buque prisión Marqués de Chavarri, por el tremendo delito de ser imaginero. Trágica España aquella.

   Por suerte pudo ser liberado, continuando con su labor profesional, aunque los acontecimientos padecidos por Málaga desde 1931 acabaron por pasarle factura y el diecinueve de diciembre de 1938 fallecía de forma repentina.

   Su obra es muy conocida, pero aquí, en este artículo, queremos recordarle por el modelado que hizo de la estatua para otro insigne antequerano. 


IHPMalagueñas
Málaga - 2018

HIMNO AL HÉROE CAPITÁN VICENTE MORENO BAPTISTA.


   Himno compuesto en honor del héroe antequerano, el Capitán de Infantería D. Vicente Moreno Baptista, muerto en la defensa de la Patria y de su honor a manos de la canalla francesa durante la Guerra de la Independencia.

   Se halla en el libro: 

   Al heroico capitán Don Vicente Moreno: La ciudad de Antequera y el arma de infantería en su centenario. 1810-1910.

editado en 1910, en la ciudad natal del héroe: Antequera.




IHPMalagueñas
Málaga - 2018

LA HOSTELERÍA EN MÁLAGA A FINES DEL SIGLO XV.

   Buenos días.

   Hoy traemos a estas páginas un libro sobre la hostelería en la provincia de Málaga, pero no sobre cualquier hostelería, no, sino que es un libro que nos habla de la hostelería malagueña a finales del siglo XV.


   Se trata de 

Orígenes de la hostelería en Málaga y su provincia. Mesones, ventas y tabernas en la Málaga de finales del siglo XV

un libro escrito por el malagueño Eusebio Rioja Vázquez, del cual podemos ver un sinopsis de su trayectoria en la imagen que continúa.


   Es un libro muy interesante que merece la pena leer. Bien documentado y escrito con la intención de, no solo, informar sobre este aspecto histórico de la hostelería malagueña, sino que también pretende hacérnosla llegar a través de un lenguaje ameno y de fácil comprensión para aquellos que no conocemos la terminología erudita de los libros de investigación.

   Es un libro editado en Málaga en 2002 por AEHMA *, la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento de Málaga y cuenta con dibujos de Eugenio Chicano.

* AEHMA: Asociación de Empresarios de Hostelería de la Provincia de Málaga.

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

viernes, 16 de febrero de 2018

JOSÉ MARÍA SANTUCHO Y MARENGO. MÉDICO MILITAR.


   Nació José María en la ciudad de Málaga, un veintiséis de septiembre de 1807, hijo de José Santucho y Parodi, también natural de Málaga.

   Ingresó niño en el Seminario malagueño, donde estudió Latín, Retórica y otras materias relativas a las Humanidades, para en 1823 iniciar su carrera de Medicina en el Colegio de Medicina y Cirugía de Málaga, donde obtuvo primero el Grado de Bachiller en Filosofía y el de Medicina y Cirugía después.

   En 1830 ingresó en el Colegio de San Carlos, en Madrid, donde cursó el séptimo curso de su carrera médica, obteniendo no solo la Licenciatura en Medicina y Cirugía, sino que también el premio de mil quinientos reales de vellón al mejor alumno, tras lo cual y por oposición, ingresa al año siguiente en el Cuerpo de Médicos Cirujanos del Ejército, siendo su primer destino en el Regimiento Suizo de Kaysser.

   Durante la Primera Guerra Carlista tuvo su campo de actuación principalmente en los hospitales de Vitoria, donde entre otras tuvo que hacer frente a una epidemia de tifus, que ocasionó más de setecientos muertos, y atendiendo durante su tiempo de estancia en aquellos hospitales a mas de tres mil heridos de guerra. Su experiencia con la epidemia de tifus le llevó a escribir un trabajo sobre ella, publicado en el Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia de tres de agosto de 1837, en sus páginas 1 a 4.

   Al acabar la guerra, es destinado al hospital de Algeciras, donde permaneció por espacio de cinco años, años en los que fue colaborador asiduo de la Revista Médica de Cádiz, siendo trasladado después al Hospital militar de Granada, organizando allí una Academia Médico-Militar. Durante su estancia en dicho hospital publicó una nueva técnica para la operación de la fimosis.

   De Granada pasó a Burgos como Jefe de Sanidad y de esa ciudad castellana es destinado en 1859 al Cuartel General del Ejército de África, donde se ocupó de la organización de los hospitales del litoral, embarcándose para Marruecos al inicio de las operaciones militares. Iba ya con el grado de Subinspector de 1ª, asimilado a Coronel.

   Durante la guerra, se halló en los combates habidos en Los Castillejos, Wad Ras y los Llanos de Tetuán, a las órdenes directas del General O´Donnell y con el empleo de Jefe de Sanidad de todo el Ejército de África. Obtuvo el ascenso a Inspector por sus méritos en la  campaña y recibió de regalo por parte de la denominada Junta de Donativos una caja de amputaciones.

   El año de 1861 ingresa en la Real Academia de Medicina y en 1864 funda la Revista de Sanidad Militar


   En junio de 1866, cuando se produjo el motín conocido como Motín de los Sargentos de La Granja contra la reina Isabel II, promovido por los partidos progresista y democrático para tumbar la monarquía, acudió con verdadero riesgo para su vida a procurar la atención a los heridos, acción laudable que le valió la Gran Gruz de Isabel la Católica. Poco después fue nombrado Director General de Sanidad Militar, cargo que ocupó hasta 1868, tras el destronamiento de Isabel II.

   Una vez obtenido el retiro, se dedicó de lleno a las actividades de la Real Academia de Medicina, de la que fue Vicepresidente en diciembre de 1868, participando con acierto en cuantas comisiones y secciones concurrió.

   Estuvo casado con María de la Soledad O´Ryan y falleció en Madrid el veinte de septiembre de 1883. 

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

ABUL BEKA, POETA RONDEÑO.


   Nació Abul Beka en la ciudad de Ronda, alrededor del año de 1200.

   No hay datos biográficos que nos permitan reconstruir su vida, tan solo algunas referencias dadas por otros literatos musulmanes.

   Así, sabemos por el polígrafo granadino del siglo XIV, Ibn al-Jatib en su conocida obra Al-Ihata fi ajbar Garnata, que era natural de Ronda, al decir de él que "...era gente de Ronda..."

   Por lo que a la obra poética de Abul Beka se refiere, tenemos conocimiento de ello gracias a la recopilación llevada a efecto por otro famoso autor del siglo XVII, Ahmed Mohamed al-Maqqari, en su obra Nafh al-tib, donde, además, le da los nombres de Sarif b.Sarif al-Rundi o Abu l-Baka. al-Rund.

   En la ciudad de Ronda tiene dedicada una plaza y en la de Málaga una calle.

   En la obra suya que ha llegado hasta nuestros días, traducida por Juan Valera, expresa su pena y su hondo pesar por la caída en manos castellanas de algunas de las principales ciudades de Al-Andalus (Córdoba, Sevilla, Murcia,...), así como predijo la lenta pero inexorable muerte de su cultura, su pueblo y su raza en España.

   A continuación, un pequeño trozo de un poema suyo:

Cuando sube hasta la cima
Desciende pronto abatido 
Al profundo. 
¡Ay de aquel que en algo estima 
El bien caduco y mentido 
De este mundo! 

En todo terreno ser 
Sólo permanece y dura 
El mudar. 
Lo que hoy es dicha o placer 
Será mañana amargura 
Y pesar. 

Es la vida transitoria 
Un caminar sin reposo 
Al olvido; 
Plazo breve a toda gloria 
Tiéne el tiempo presuroso 
Concedido. 

Hasta la fuerte coraza, 
Que a los aceros se opone 
Poderosa, 
Al cabo se despedaza. 

O con la herrumbre se pone 
Ruginosa. 
¿Con que cortes tan lucidas, 
Del Yemen los claros reyes 
Dónde están? 
¿En dónde los Sasánidas, 
Que dieron las sabias leyes 
Al Irán?  
............................ (continúa)

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

UNA NOTICIA DE TORROX DE 1653

   Texto e imagen publicado por Purificación Ruiz García, presidente de la Asociación de Investigadores de los Archivos de Málaga (AIAM), en su perfil de Facebook.

   Se trata de un certifica de asistencia, y con provecho, de un alumno a clases.




   "Nos, los catedráticos de la imperial universidad de la ciudad de Granada, certificamos: que hemos visto cursar y asistir a nuestras lecturas de cánones y leyes desde dieciocho de Octubre hasta fin del curso en este presente año de Cincuenta y tres (1653), a Don Francisco de Frías y Salazar, natural de la villa de Torrox, obispado de Málaga, y por la verdad lo firmamos en dicho presente año."

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

jueves, 15 de febrero de 2018

TEXTOS INCOMPLETOS - 3

   Hola.

   Nuevamente traemos a los ojos de los lectores un nuevo texto incompleto, para que su imaginación lo termine. Se acepta cualquier acabado, solo es un juego.

   Como en la vez anterior, este texto e imagen lo ha proporcionado, a través de su perfil en Facebook, Dª. Purificación Ruiz García, Archivera del Archivo Municipal de Vélez Málaga y presidenta de la Asociación de Investigadores de los Archivos de Málaga (AIAM), que es quien ha hecho la traslación al castellano actual.


   Nos dice Dª. Purificación, que hace 420 años, el veintinueve de Marzo de 1597, el Corregidor dio licencia para llevar a cabo unas obras a un vecino de la localidad de Torrox, para hacerse una casa en la Almedina: 

   “desviándose de la dicha muralla veinte pies y ha de dejar en la calle que atraviesa la dicha Almedina que tenga treinta pies de ancho para que haya espacio en las procesiones que se hacen y suelen hacer a la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves que está al cabo de la dicha Almedina…”. 

   Así pues, continúa Dª. Purificación diciendo, ya se solía realizar hace 420 años -y algunos más-, la tradición de pasear en procesión a la Virgen de la Nieves hasta su ermita.

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

miércoles, 14 de febrero de 2018

OBISPOS DE MÁLAGA - 2: SEVERO

   Entre la muerte de San Patricio en 306 y las noticias que se tienen del siguiente Obispo que ocupó la silla espiscopal malagueña, transcurren doscientos setenta y dos años en los que no se tiene conocimiento de quienes ocuparon la cabeza de la diócesis.

   No obstante, hubo un cronista que se atrevió a decir que en ese periodo de tiempo hubieron doce Obispos, a saber: Feliciano, Gregorio, Valdo, Sebastian, Julio, Belino, Gabalino, Luciólo, Antonio, Humerio, Juan, y Bertrán.


   Efectivamente, será sobre el año de quinientos setenta y ocho, reinando Leovigildo, cuando el monje Severo acceda al Obispado, no siendo precisamente una época de paz y armonía y de, excusen la expresión, buen rollito, pues son los años de la expansión del arrianismo, cuyo principal difusor sería el Obispo de Caesaraugusta, Zaragoza, Vicente, apóstata que vio reforzadas y refrendadas sus ideas en el Concilio de Toledo de 580, concilio de Obispos arrianos. Pertenecía en  esta época la diócesis de Málaga a la provincia Cartaginense, sometida entonces al imperio de Bizancio.

   Duramente combatió Severo al arrianismo y sus propagadores, lo que le llevó una parte importante de su vida, la cual se apagó definitivamente  el año de 601. 

   Su vida se encuentra incluida en la obra De viris illustribus, de San Isidoro, de quien fue amigo. En dicha obra, en su capítulo 43, nos dice San Isidoro que

   «...Severo obispo de la sede malacitana, amigo y socio del obispo Luciniano, editó el Correctorium contra Vicente, obispo de Zaragoza, que de católico se hizo arriano. Es también el autor del libro De vriginitate ad sororem, que intituló Annulus -para una hermana suya, monja - del que confieso conocer el título e ignorar el texto. Fue famoso en tiempos del antedicho emperador [Mauricio] en cuyo reinado falleció. Si Severo fue amigo y socio del obispo Liciniano y entre ambos escribieron la eruditísima carta al diácono Epifanio y otras obras, se hace necesario verles muchos años juntos, primero en el Monasterio Servitano y luego en Málaga...» *
   
   En unión de Luciniano, redactó una epístola de respuesta al Diácono Epifanio, quien en una anterior les había requerido respuesta a la pregunta de si los ángeles y las almas racionales era seres puros y libre de materia corporal. La respuesta, parece ser que demostraba el gran conocimiento en materia de teología y la sabiduría de nuestro Obispo.
   Según hemos podido leer sobre Severo **

   "...En la apologética del catolicismo y en contra del arrianismo, destacó la prédica de Severo, obispo de Málaga, el primer nombre ligado a la historia cultural de la capital malagueña..." 

   Dicha prédica tiene el nombre de Correctorio. También escribió una obra titulada De vriginitate ad sororem o Anillo, dedicada a una hermana suya que era monja, y otra llamada Cartas a diversos.

   Tiene una calle con su nombre en ciudad Jardín, tras propuesta de veintiséis de septiembre de 1977.

*   Tomado de la página: https://malagapedia.wikanda.es/wiki/Obispo_Severo
** Tomado de la página: http://www.ehib.es/Nixportal/Malaga/Historia/Historia.htm

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

OBISPOS DE MÁLAGA - 1. SAN PATRICIO

   Aunque según ciertos antiguos catálogos que dan noticia de haber escuchado que antes de San Patricio hubo otros ocho Obispos, esto resulta que solo son conjeturas, suposiciones, datos dados por haberlos oído de otras personas, pero que en realidad carecen de base documental para poder afirmar algo sobre su existencia.

   A pesar de lo dicho, no nos resistimos ha nombrar a esos supuesto ocho primeros Obispos, los cuales sufrieron, según esas informaciones carentes de base documental, persecución por parte de las autoridades imperiales romanas. Según esto, parece que Málaga tuvo Obispos ya desde el principio de la era cristiana. Son los siguientes:

- Santiago,
- Torquaro,
- Saliano, datado en el año 73,
- Ananías, datado en el año 100,
- Dámaso, datado en el año 130,
- Filipo, datado en el año de 163,
- Maximiano, datado en el año 297, y
- Feliciano, datado en el año de 308.

   Daba la casualidad que todos ellos eran apócrifos o inventados.

  Así pues, la realidad se impone y, por tanto, solo se puede afirmar con contundencia que el primer Obispo de Málaga fue San Patricio.


Cuadro de San Patricio sito en la parroquia malagueña del mismo nombre. Evidentemente es idealizado. Para darle más verosimilitud debería el autor haberle puesto barba y no poner la catedral.

   Se tiene esta certeza debido a que cuando se convocó el Concilio de Elvira, localidad cercano a Granada, y que fue el primer concilio celebrado el la provincia romana de la Bética y fue de los más importantes de su tiempo.  Sobre su fecha de celebración no hay unanimidad, habiendo quien lo sitúa en el año de 300 y quien lo sitúa el 313. Lo que si parece es que fue el segundo convocado después del llamado Edicto de Milán.

   Parece ser que a dicho concilio asistieron 19 Obispos y 26 Presbíteros de la Península Ibérica, entre ellos nuestro San Patricio, apareciendo su firma como Obispo de Málaga en las actas del concilio antes que la de Ossio y si eso significaba veteranía en el cargo y el Obispo Ossio lo fue desde el año 294, cabe la posibilidad de que nuestro Obispo malagueño lo fuera desde algunos años antes, proponiéndose en algunos textos el año de 290. 



   Todos ellos fueron reunidos por iniciativa de Ossio, Obispo de Córdoba, y dirigidos por Félix, Obispo de Guadix. De las conclusiones del concilio salieron 81 cánones, entre los cuales se encuentra la referencia más antigua sobre el celibato que debían guardar los sacerdotes.

   Ejerció su apostolado durante los imperios de Diocleciano y Maximiliano y acudió Patricio al concilio acompañado por sacerdotes de Teba, Alhaurín el Grande y Ronda la Vieja. Como todos los cristianos de la época, sufrió Patricio persecución, debiendo vivir en un continuo cambio de residencia para escapar de esta, acabando sus día en las Galias.

   Aunque desde antiguo se le tuvo en Málaga un recuerdo religioso, este se perdió un poco al correr del tiempo, hasta que el Papa Gregorio XVI restauró su culto por un decreto de fecha veintiséis de abril de 1834.

   Su festividad se conmemora el dieciocho de agosto y cuenta con una calle en el barrio de La Victoria.

IHPMalagueñas
Málaga - 2017

TEXTOS INCOMPLETOS - 2

   Hola.

   Nuevamente traemos a los ojos de los lectores un nuevo texto incompleto, para que su imaginación lo termine. Se acepta cualquier acabado, solo es un juego.

   Como en la vez anterior, este texto e imagen lo ha proporcionado, a través de su perfil en Facebook, Dª. Purificación Ruiz García, Archivera del Archivo Municipal de Vélez Málaga y presidenta de la Asociación de Investigadores de los Archivos de Málaga (AIAM), que es quien ha hecho la traslación al castellano actual.  


"En la ciudad de Málaga, en diecinueve días del mes de octubre de mil setecientos y catorce años, ante el escribano de S.M. y vecino della y testigos infrascriptos, pareció en las casas de su morada la Sra. Dª María de Salvatierra, mujer que fue del Capitán D. Blas de Zea Merino, vecina de esta ciudad, a quien doy fe conozco, y dijo que tiene por su esclava, sujeta a servidumbre, habida de buena guerra y no de paz, a Fátima Ben Exbara, mora de nación, mediana de cuerpo, señal de herrada en la frente, nariz, mejilla y barba, y en los brazos con su hanna?, de cuarenta años poco más o menos, pelo negro, y ahora por Meriem Ben Mohamed, mujer de Sid Mohamed Ben Abdelcader, vecino de la ciudad de Cartagena, y la dicha Meriem Ben Mohamed residente en esta ciudad, que está presente, y de su caudal, por ser su hermana la dicha Fátima Ben Exbara, la quiere rescatar por el valor de cien pesos escudos de plata, en que se ha ajustado y pedido a la Señora otorgante le otorgue la libertad, y por ser justo lo quiere hacer y poniéndolo en efecto, por la presente otorga....que la ahorra de la cautividad en que está...."

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

lunes, 12 de febrero de 2018

TENIENTE JUAN JOSÉ DEL CASTILLO. HEROICA DEFENSA JUNTO A LOS PATRIOTAS MALAGUEÑOS. 5 DE FEBRERO DE 1810.

  Buenas.

   Empezamos este artículo reconociendo que es un atrevimiento por nuestra parte hablar de un individuo del que apenas tenemos información. Sabemos, eso si, que era Regidor Perpetuo de la Línea de la Concepción.

   Se trata del Teniente de Infantería Juan José del Castillo y del Río.

   Haciendo un cálculo, creemos que debió nacer alrededor de 1764, aventurándonos a decir que ingresó en el Real Ejército allá por 1779, pues por informaciones fidedignas sabemos que se halló en el sitio de Gibraltar de 1779-1783, donde estuvo realizando el servicio de su clase a bordo de las baterías flotantes, siendo herido en el pecho.

   En 1805 y tras recibir la Real Licencia, contrajo matrimonio con Dª. Joaquina Antonia Estébanez. Este matrimonio tuvo, entre otros, por hija a Juana del Castillo Estébanez, quien casó con Antonio Cánovas García, matrimonio que tuvo varios hijos, entre ellos a Antonio Cánovas del Castillo, malagueño ilustre que fue Presidente del Gobierno.

   Posteriormente, tras haber ascendido en el escalafón y ya siendo Teniente, fue destinado a la plaza de Málaga como Ayudante Mayor de ésta, en el Regimiento de Infantería de la Reina y en el desempaño de sus funciones y seguramente esperando su próximo ascenso a Capitán, le halló la invasión francesa, no dudando en ningún momento en ponerse a la defensa de su patria, muriendo en el empeño si necesario fuese.

   Efectivamente, tras haber irrumpido impetuosamente los gabachos procedentes de Antequera al mando de Sebastiani, arrollaron a los primeros defensores que se hallaban situados a la altura del parque de la Balsa de Decantación, quienes tuvieron que retroceder hasta las proximidades de la ermita de Zamarrilla, donde nuevamente fueron desalojados por las imparable máquina de guerra napoleónica.


Ver NOTA

   No tardó la canalla francesa en llegar al centro de la ciudad, arrasando, saqueando, violando y matando todo lo que a su paso hallaba, hasta que a la altura de la calle de Cuarteles, se toparon con unos hombres bragados, dispuestos a morir en el empeño, un puñado de soldados, vecinos percheleros y campesinos, no más, quienes mandados por nuestro Teniente Juan José del Castillo se plantaron ante los mejores soldados del mundo dispuestos a vender cara su patria...y su vida. 

   Todos sabían que habían nacido mortales y todos sabían también que ese era una día tan bueno para morir como cualquier otro, pero lo harían matando al enemigo con "...un puñal, hasta con picas y hoces..."con las mismas manos si necesario fuese, pero cada uno de ellos se iría al infierno acompañados de un francés.

   Tras la fenomenal embestida de las bien entrenadas líneas de los soldados imperiales, cayeron nuestros compatriotas, acompañados, eso si, de la canalla francesa traspasada por esos sus aceros malagueños.

   Tras unas horas de intensos y trágicos combates, nuestro Teniente "...Aislado de los suyos, siguió combatiendo, herido, jadeante. Se defendió hasta caer atravesado por una lanza enemiga..."

   Era el cinco de febrero de 1810 y entre la sangre derramada por el resto de los patriotas malagueños y tras una defensa épica, cayó derramando, él también, su sangre por la libertad de la Patria, mientras que en Francia un rey felón y traidor se la entregaba en bandeja al tirano de Europa.

   El cinco de febrero del año 2010, doscientos años después de aquella heroica gesta, la Asociación Histórico Cultural Teodoro Reding, de Málaga, rindió homenaje a los patriotas percheleros que se opusieron con sus vidas a ser esclavos de Napoleón, así como a su Teniente, colocando una placa conmemorativa en la calle de Plaza de Toros Vieja, frente a la iglesia del Carmen.


NOTA: Monolito con cerámica, que se encuentra junto a la avenida de Lope de Vega, en el parque Balsa Decantación, de Málaga, y fue colocado el cinco de febrero de 2016 por la Asociación Histórica Cultural Teodoro Reding, para conmemorar el 206 aniversario de la resistencia malagueña frente a las tropas napoleónicas.

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

EL CAMINO DE SANTIAGO: UN HITO EN CALLE MÁRMOLES

   Todos sabemos que el Camino Mozárabe de Santiago tiene uno de sus inicios en la ciudad de Málaga, comenzando su recorrido en la iglesia parroquial de Santiago, en la calle de Granada.


   Tras recorrer esta calle y pasar por la calle Nueva, continúa por la calle de Mármoles, calle que da entrada al antiguamente llamado Camino de Antequera, el cual daba comienzo allá por las proximidades de las huertas y de la ermita de Zamarrilla, teniendo a un lado las conocidas como Hazas del Campillo y al otro las conocidas como Hazas del Camino de Antequera.

   Este camino nos conducía a través de Almogía, las tierras hoy ocupadas por Villanueva de la Concepción, Antequera y Cuevas Bajas a la provincia de Córdoba, por donde continuaba hasta Córdoba, donde se juntaba con los peregrinos que venían de Almería, Jaén y Granada.

   Pues bien, hace poco, en la esquina nororiental que forman la calle de Mármoles con la de Armengual de la Mota ha sido colocado un hito de los que señalan el camino.

   Creemos que es una buena idea y por ello traemos una foto que lo ilustra.


NOTA: La foto de la iglesia ha sido tomada de: 

https://sobremalaga.com/2010/10/19/la-iglesia-de-santiago-apostol-en-malaga/

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

JOSEFA UGARTE-BARRIENTOS CASAUX: UNA "FOTO" Y UN ESCUDO

   Esta entrada solo quiere mostrar dos caras de una misma persona: Josefa Ugarte-Barrientos Casaux, condesa y escritora

   1ª- la cara de una persona (Málaga, 1854 - 1891)



   2ª- la cara de una condesa, la condesa de Parcent


IHPMalagueñas
Málaga - 2018

LIBRO: GLORIAS DE MARÍA EN LOS RETABLOS CERÁMICOS DE MÁLAGA.



   "Glorias de María en los retablos cerámicos de Málaga", de José Manuel Leiva Aldea y José Manuel Leiva Pérez.

   José Manuel Leiva Aldea es Graduado en Historia del Arte por la Universidad de Málaga, habiendo estudiado también en la Universitá degli Studi de Firenze, dentro del programa Erasmus. Es miembro de la Asociación de Amigos del Museo de Málaga.

   José Manuel Leiva Pérez es Funcionario del Estado y ha cursado estudios de Teología en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Pablo, de Málaga. Activista cofrade, forma parte de la Junta directiva de la asociación Cofrades de Gamarra. 

   Son 144 páginas de una autoedición de 2016, en la que un cuidado y claro texto va acompañado de multitud de fotos, muchas de ellas de gran calidad. 

   Se trata de un libro que nos ilustra acerca de un tema poco conocido y divulgado de nuestra provincia: los azulejos y cerámicas.

   Si alguien quiere conocer más sobre este tema y no salir defraudado, le recomiendo este blog:

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

domingo, 11 de febrero de 2018

CORONEL D. JOSÉ DE ZEA SALVATIERRA ©

   Nació D. José de Zea Salvatierra en la ciudad de Málaga, el día 17 de diciembre del año de 1681 y era hijo del Capitán de Milicias de Guaro, titulado en 1698, y Secretario del Rey ad honorem, por decreto de 1708, D. Blas de Zea Gil, natural de la ciudad de Málaga, y de Dª. María Salvatierra Tocón, natural de la villa de Torrox, provincia de Málaga, casados en la parroquia de San Juan, de Málaga, el 12 de febrero de 1670.

   Carecemos de información sobre su niñez, aunque como hijo de familia preeminente de la ciudad recibiría una educación acorde con su posición, y por la documentación consultada sabemos que entró en la milicia a servir a Su Magestad en 1695, cuando aún no había cumplido los catorce años.

  Habiendo sido imposible hasta la fecha localizar una hoja de servicios militares o de méritos completa, nos remitiremos a un documento conservado en el Archivo General Militar de Segovia para conocer su trayectoria militar desde que entró a servir en el Ejército hasta su promoción al empleo de Coronel de Caballería.

   Según dicho documento, empezó a servir en la clase de Soldado, siendo de esperar que lo hiciera con equipo y armas propias, dada su condición social, y que empezara dicha carrera en alguna Compañía de las de la ciudad de Málaga, aunque esto es una suposición, dado que no hay documento que nos lo atestigüe, pero dada su edad y la posición social de su familia ,es posible que así ocurriera.

   Es claro, gracias al documento antes citado, que estuvo prestando sus servicios militares en las Costas del Reino de Granada -¿costas de Málaga?-, en la plaza de Orán y en el Ejército de Andalucía, pasando sucesivamente por lo empleos de Alférez, Ayudante, Capitán y Sargento Mayor de un Regimiento de Infantería de la Brigada de Don Pedro de la Cerda, creyendo que se trata de la del Maestre de Campo Don Pedro Mexia de la Cerda y Cárcamo. 

   Posteriormente pasó a un Regimiento de Infantería Española, donde obtuvo el empleo de Teniente Coronel, creyendo que dicho Regimiento fue el de Valdesevilla, levantado en Antequera por Don Alonso de Figueroa Silva, primer marqués de Valdesevilla por Real Cédula de 29 de diciembre de 1702, y fijándose su fecha de inicio de vida orgánica el 27 de noviembre de 1703 y siendo bastante más que probable que nuestro hombre obtuviera su patente de Teniente Coronel en ese año, Regimiento con el que, haciendo un poco de fantasía histórica, marcharía a integrarse en el Ejército de Extremadura, pues se habían tenido noticias de una unión de ingleses y portugueses para intentar invadir tierras españolas.


Escudo actual del marquesado de Valdesevilla

   Desde luego, todo lo que sigue relativo al regimiento de Valdesevilla es figurado, pues como ya se ha dicho, no se ha podido hallar su hoja de servicios. Solo es seguro que fue Teniente Coronel de ese Regimiento, y teniendo en cuenta su edad, es prácticamente seguro que las patentes de Capitán, Sargento Mayor y de Teniente Coronel fueron compradas, costumbre habitual en la época en toda Europa.

   Tuvo este Regimiento su bautismo de fuego en el sitio de Marvaón, dirigidas las tropas por el marqués de Villadarias. Aquí estuvo primero nuestro hombre, dirigiendo las tropas a su mando, las cuales primero realizaron trabajos de trinchera y pasando luego al ataque, consiguiendo tomar la plaza el ocho de junio de 1704 y tras este éxito pasan luego las tropas al asedio de la plaza de Castel-Davide el siguiente día doce, distinguiéndose el Regimiento por su bizarría y valor luchando contra el vivo fuego enemigo y contra un sol abrasador e inclemente, logrando, a pesar de ello, asaltar y rendir la plaza el día veinte, quedando en ella de guarnición.

   A mediados de septiembre, recibe orden el Regimiento de pasar a formar parte del Ejército de Andalucía, para participar en el asedio a la plaza de Gibraltar, estableciendo el cuartel en la plaza de San Roque.

   El veintidós de octubre comienza el Regimiento a realizar labores de trinchera junto a las demás tropas y cuando se decide el ataque, se coloca el Regimiento de Valdesevilla al frente de la columna, dirigido por sus Jefes, nuestro hombre entre ellos y en la noche del diez al once de noviembre avanza intrépidamente a cumplir sus órdenes, pero los ingleses, avisados de lo que sucedía, lanzaron sobre nuestros hombres un torrente de fuego que les hizo retroceder, al Valdesevilla y a toda la columna, teniéndose que lamentar un número de bajas entre muertos y heridos mayor de lo deseado. 

   Así finó el año de 1704, permaneciendo las tropas en el sitio de Gibraltar hasta dos de mayo de 1705, pasando Valdesevilla a guarnecer la plaza de Cádiz y suponemos que nuestro hombre también.  

   Estuvo ejerciendo su empleo en dicho Regimiento hasta el 4 de diciembre de 1706, pues en virtud del Real Decreto que ordenaba levantar nuevos Regimientos de Caballería, Don José ofreció al Rey reclutar a hombres, vestirlos, armarlos, equiparlos y proporcionarles monturas, todo ello a sus expensas, a tres compañías para formar un Regimiento, a cambio de su nombramiento como Coronel de dicho regimiento, mas la concesión de dos mercedes de nombramiento como Caballeros del Hábito de Santiago para sus hermanos Bartolomé y Nicolás y otra para sí, petición que había realizado el 24 de septiembre de 1705. Recibió su patente de Coronel el antes mencionado cuatro de diciembre de 1706.

   El 19 de agosto de 1710  es recibido por Caballero de la Orden de Santiago, al igual que sus hermanos.  

   A partir del cuarto de diciembre de 1706 empieza a organizar las tres Compañías a que se había comprometido, encargando los vestidos y calzado en Málaga y en otros lugares el armamento y monturas, pudiendo por fin pasar revista al Regimiento, probablemente, en marzo o abril de 1707, junto a las cuatro  Compañías que habían sido enviadas desde Antequera, las dos levantadas por el Obispo de Málaga y las tres levantadas por la ciudad de Málaga y su Gobernador. Este Regimiento recibió el nombre de Regimiento de Caballería de Málaga.

   Mandó dicho Regimiento hasta noviembre de 1715, que por la reforma que se realizó en el Ejército, fue suprimido, pasando posteriormente a formar parte de la Plana Mayor de la ciudad de Málaga con el empleo de Coronel, residiendo en dicha ciudad. 

   Tras la finalización del conflicto, solicitó se le concediera merced de título de Castilla, para él y sus descendientes, pero se le niega la pretensión en el año de 1717.

   Contrajo, por fin, matrimonio en el año de 1722, con Dª. Josefa Aguilar Fernández de Córdoba, natural de la ciudad de Écja, Sevilla, con quien tuvo, al menos, un hijo, llamado Antonio, nacido en Málaga en 1725.    

   Falleció el 23 de septiembre de 1726, habiendo sido en unión de unos familiares administrador de rentas generales en Córdoba y de Tabaco en Jaén.

   Parece ser que falleció en Madrid, aunque sin certeza, pero de ser así, es posible que fuera enterrado en el Oratorio de San Felipe Neri, en la bóveda de los padres clérigos de su congregación, según dejó dispuesto en su testamento, el cual otorgó el veintisiete de julio de 1726, ante el Escribano Diego de Cez Bermúdez. Se baraja la lepra como causa de su muerte, según se desprende de lo expuesto en el inventario de sus bienes.

IHPMalagueñas
Málaga - 2018